Curiosidades sobre las tortugas

Curiosidades sobre las tortugas

Las tortugas son animales aparentemente muy comunes. Son lentas, listas y graciosas. No es complicado ver alguna e, incluso, se pueden tener en casa como mascotas. Sin embargo, como todos los animales, tienen muchas curiosidades, secretos que seguramente no conozcas. ¿Quieres descubrir todas las curiosidades sobre las tortugas?

Antigüedad

Las tortugas existen desde hace tanto tiempo que no te puedes imaginar. Son el grupo de reptiles más antiguo que existe, desde el Triásico hasta la actualidad se puede documentar de su existencia. Existen hace más de 250 millones de años.

Huesos del caparazón

El caparazón de una tortuga está compuesto por 50 huesos diferentes. A pesar de que parezca una cubierta única, este está compuesto de 50 huesos diferentes. Además tiene dos grandes partes: el espaldar que es parte superior o dorsal y el plastrón que es la parte inferior. Una especie de bisagra entre ambas permite que esté unido mientras el animal vive en su interior.

El caparazón es frágil

El caparazón no es un elemento de defensa de las tortugas, es una caja torácica que posee nervios y riego sanguíneo. Un golpe puede causarles daño e incluso hacerlas sangrar. Así, las tortugas no pueden sacarse el caparazón, eso es imposible. Su columna vertebral está fusionada con el mismo. Para sacar la cabeza, su columna se dobla de una forma realmente extraña. Si sufren daño alguno en su caparazón, su salud general se ve afectada. Asimismo, si se les acaricia, puede gustarles.

Si quieres encontrar los mejores productos para cuidar de él, te recomiendo que visites https://animales10.top/ un espacio con los mejores artículos para satisfacer las necesidades de los animales.

El caparazón determina su origen

Si el color de su caparazón es claro, esta proviene de un clima cálido. Cuanto más oscuro es, de una zona más fría procederán.

Su sexo depende de la temperatura

En caso de las tortugas marinas, el sexo está determinado por la temperatura de la arena de su nido: si es cálida, serán hembras, si es fría, serán machos. Si es un clima templado, saldrán aproximadamente el mismo número de machos y hembras.

La sexualidad depende de su tamaño

A diferencia de la mayoría de animales, las tortugas no llegan a ser activas sexualmente con la edad, sino con su tamaño. Las marinas pueden tardar hasta 50 años en llegar a esa etapa.

Conducto reproductor

Las hembras utilizan el mismo conducto para reproducirse que para defecar. Sus órganos sexuales se encuentran en un espacio llamado cloaca, la misma cavidad por donde se expulsan las heces. Así, los machos usan el olfato para detectar las feromonas y poder aparearse.

Olfato

Seguramente te preguntes cómo pueden detectar el olor en la cloaca. Las tortugas tienen el olfato es su garganta. Pueden detectar olores muy lejanos gracias a la misma.

Cuerdas vocales

Las tortugas no tienen cuerdas vocales. Sin embargo, son capaces de emitir diferentes sonidos como gruñidos o gritos. Sacudiendo la cabeza de una forma determinada aprietan el aire de los pulmones y sacan sonidos.

Esperanza de vida

Algunas especies de tortugas pueden llegar a vivir más de 100 años. Las tortugas de tierra son más longevas que las de mar. Las tortugas gigantes de las Galápagos suelen alcanzar los 150 años de edad. Harriet fue una famosa tortuga de las Galápagos que se estima que alcanzó una edad de 176 años en el momento de su muerte. 

A pesar de que sus características físicas les permiten vivir muchos años, este animal se encuentra el peligro por la raza humana. Los incendios, el urbanismo y la extensión de la agricultura son algunas de las amenazas principales.

Las tortugas marinas respiran fuera del agua 

Cuando están durmiendo pueden permanecer durante 8 horas sin respirar. Su capacidad pulmonar es muy grande.

Existen especies depredadoras

Existe una especie de tortuga caimán que puede crecer hasta 75 centímetros y pesar 90 kg. Con garras y una fuerte mandíbula, atrae con facilidad a los peces y los caza. Cuando la presa está cerca, la tortuga cierra la boca con fuerza. En libertad, come peces, mamíferos crustáceos, insectos, otras tortugas, aves y anfibios.

Aunque en general son animales muy tranquilos, las tortugas pueden llegar a luchar hasta la muerte.

Las tortugas lloran

Las tortugas pueden sacar lágrimas, pero no se debe a los sentimientos. Así, expulsan el exceso de sal por tomar agua de mar.

Viaje a la luna

Con el objetivo de comprobar si los viajes alrededor de la Luna podrían ser problemáticos para los astronautas, los rusos introdujeron en una cápsula espacial moscas de la fruta, gusanos, plantas, semillas, bacterias y dos tortugas. Era el año 1968 cuando estos dos ejemplares viajaron a la luna y regresaron.

La tortuga más grande 

Un tipo de tortuga, el Archelon, vivió en América en el período Cretácico Superior. Esta especie se estima que pesó 2.200 kilos, medía 4,6 m de longitud, tenía una cola puntiaguda, un caparazón delgado y alto y sobremordida.

Compártelo en tu red social: