Tortuga boba

Tortuga boba

Tortuga boba

La tortuga boba o caguama es la tortuga marina más común en la Florida, Estados Unidos. Es llamada así por su gran cabeza, uno de sus principales atributos junto a sus potentes mandíbulas, útiles para aplastar moluscos, cangrejos y otros animales adjuntos a arrecifes y rocas.

Esta especie tiene un gran tamaño y peso. Los adultos pesan de 90 a 136 kilogramos y miden alrededor de 91,44 centímetros de largo. No obstante, a pesar de esta aparente fuerza, la caguama está amenazada, tanto por la actividad económica del hombre como por la caza furtiva e ilegal de la que es víctima.

En el artículo de hoy compartimos las principales características de esta tortuga, basándonos en información del Plan de Recuperación de la población estadounidense de tortugas bobas, del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos. Esperamos que lo disfrutes y te inspire a conocer más y solidarizarte con la causa de este bello animal.

Estado actual

La tortuga boba o caguama fue catalogada en 1978 como una especie amenazada y se considera "vulnerable" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Recientes estudios de sus poblaciones han llegado a la conclusión de que el número de hembras que anidan en el sureste de Estados Unidos sigue disminuyendo.

El Gobierno Federal de Estados Unidos ha incluido a la tortuga boba en la lista de especies en peligro de extinción en todo el mundo. En ese país, las áreas de anidación de la tortuga boba se dividen entre cuatro estados: Florida (91%), Carolina del Sur (6,5%), Georgia (1,5%) y Carolina del Norte (1%). Las playas de la Florida por sí solas representan un tercio de la población mundial de tortugas bobas.

Descripción de la tortuga boba

Descripción

El caparazón de las tortugas bobas adultas es de color marrón rojizo y tiene una longitud media de 92 centímetros. Por su parte, el plastrón es de color amarillo medio y la masa corporal promedio de la especie es de 113 kilogramos.

Las crías pueden variar en color de marrón claro a oscuro. Sus aletas son de color marrón oscuro con márgenes blancos, y el plastrón y otras partes inferiores tienen una apariencia ocre amarillo, como desteñido.

Reconocimientos aéreos a extensos terrenos en 1990 estimaron los nidos de caguama en 50 mil o 70 mil por año en el sudeste de Estados Unidos. Este número representa aproximadamente entre el 35-40 por ciento de la población mundial de esta especie.

Hábitat

Se supone que las crías viven sus "años perdidos" en balsas de sargazo y/o residuos en las líneas de deriva en mar abierto. Siguen siendo parte de esta comunidad a la deriva y crecen hasta la longitud de 40 o 50 centímetros de caparazón. Luego migran a las aguas costeras menos profundas, que se convierten en su hábitat de forrajeo.

Resulta interesante que algunas tortugas bobas viven en aguas turbias, bahías de fondo fangoso y pantanos de la costa norte del Golfo, mientras que otras optan por vivir en las cristalinas aguas de las Bahamas y las Antillas, en hábitats que asociamos más con las tortugas marinas tropicales. Nada se sabe del por qué estas criaturas seleccionan estos hábitats tan diferentes, o incluso si hay cualquier movimiento de uno al otro.

Dieta de la tortuga boba

Dieta

Las caguamas subadultas y adultas se alimentan principalmente de invertebrados que merodean en el fondo de sus hábitats. A veces ingieren partes de peces, pero no se consideran consumidores habituales de los mismos.

Reproducción

La temporada de apareamiento de la tortuga boba es desde finales de marzo hasta principios de junio. Poco se sabe acerca del cortejo de apareamiento o hábitos de la especie, así como tampoco se sabe mucho de otras tortugas marinas.

Esta zona no está bien estudiada y necesita más investigación para que podamos comprender mejor los comportamientos reproductivos.

En el sureste de Estados Unidos, las mujeres adultas comienzan a anidar tan pronto como a finales de abril y continúan hasta principios de septiembre. La actividad de anidación está en su apogeo en junio y julio. El tamaño medio de la camada oscila entre 100 y 126 huevos a lo largo de la costa sureste de Estados Unidos.

Reproducción de la tortuga boba

Las tortugas boba hacen sus nidos en la noche. El intervalo promedio entre las temporadas de anidación es de dos a tres años, pero esto puede variar de uno a seis años.

Los períodos de incubación natural oscilan entre 53 y 55 días en la Florida y entre 63 y 68 en Georgia. El tiempo que los huevos tardan en eclosionar es inversamente proporcional a la temperatura. Al igual que con todas las tortugas marinas, la determinación del sexo de las crías es también dependiendo de la temperatura a la que es expuesta el huevo.

Amenazas

Las caguamas son amenazadas por las mismas causas que todas las tortugas marinas. Debido a que un porcentaje tan importante de la población de esta especie vive en el Golfo y las aguas del suroeste del Atlántico, la pesca de camarón, redes de enmalle, actividades relacionadas con petróleo en alta mar y la explotación de gas son particularmente peligrosas para ella.

Además, la tortuga boba es víctima también de la caza furtiva para el consumo de su carne y huevos, que realmente son alimentos deliciosos, pero que su aporte en nutrientes o sabor exquisito al paladar, no compensan los daños que se provocan a la especie.

Compártelo en tu red social: