Tortuga pintada

Tortuga pintada

Tortuga pintada

Las tortugas pintadas resultan atractivas para aquellos entusiastas del mundo de estos reptiles. Como mascotas, sus ejemplares se caracterizan por estar siempre alertas y pasar la mayor parte del tiempo evitando el contacto. No obstante, pronto se vuelven mansos y aunque se zambullen en el agua del recinto que se les ha preparado, salen a la superficie rápidamente para ver si algún alimento les ha sido ofrecido.

Asimismo, las tortugas pintadas tienen requisitos relativamente modestos y pueden ser muy resistentes cuando se les proporciona el entorno adecuado. Son similares en apariencia y comportamiento a otras tortugas, aunque para muchos son las tortugas más bellas para adoptar como mascotas; razón esta por la que, si estás pensando en acoger a una tortuga como animal afectivo, agradecerás este artículo.

En él te hablamos de las principales características de las tortugas pintadas y te ofrecemos algunas claves para su cría efectiva, libre de contratiempos.

Distribución geográfica

Las tortugas pintadas se han generalizado en los Estados Unidos, desde las áreas fronterizas con Canadá hasta México.

Estado de conservación

Estas tortugas afortunadamente no figuran en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Descripción de la tortuga pintada

Descripción

Las tortugas pintadas están entre las más hermosas del mundo y definitivamente son la más bella de cuantas habitan en los Estados Unidos. Dependiendo de la subespecie, tienen caparazones de color verde oscuro, con increíbles y fascinantes plastrones de color rojo brillante, y con garabatos complejos, remolinos, y diseños en amarillo, y negro pálido.

La hembra adulta crece de 27,94 a 38,1 centímetros, mientras que los machos son considerablemente más pequeños, por lo general entre 12,7 y 15,24 centímetros.

A día de hoy, existen cuatro subespecies de tortugas pintadas, las que detallaremos a continuación.

1. Tortuga pintada occidental

Fue descrita por primera vez en 1831. Se encuentran desde Canadá y el noroeste de Estados Unidos, hasta los estados de Wisconsin, Kansas, Missouri, Nuevo México y Arizona. Esta especie es la tortuga pintada más grande, llegando a medir entre 17,78 y 20,32 centímetros.

La pintada occidental tiene un hermoso caparazón verde cubierto de reticulaciones amarillas y naranjas, y un plastrón rojizo sorprendente. Ponen de 10 a 12 huevos a finales de primavera o principios de verano y, en las partes más frías de su gama de hábitat, los bebés pasan el invierno en el interior del nido, para emerger con la aparición del calor y la lluvia en la primavera.

Tortuga pintada oriental

2. Tortuga pintada oriental

Esta subespecie fue descrita en 1783. Es muy similar a la tortuga pintada de tierra media, tanto en tamaño y apariencia, aunque su alcance de hábitat es esencialmente al este de la gama de la de tierra media.

Las orientales se encuentran desde Nueva Escocia, Canadá, al sur a través de Nueva Inglaterra, hasta Georgia y Alabama. Asimismo, se pueden encontrar en las aguas salobres de la costa.

Esta especie es sólo un poco más grande que la tortuga pintada de tierra media, alcanzando poco más de 15 centímetros. Un rasgo único de esta tortuga es que sus escudos están ligeramente bordeados, dispuestos en una fila recta básicamente, mientras que las otras tortugas pintadas tienen escudos que se alternan. Por otra parte, su plastrón es de color sólido y carece de marcas.

La tortuga pintada oriental es muy tolerante al frío, y se ha observado que es activa bajo el hielo. Al igual que con las otras tortugas pintadas, esta tortuga se mueve de un estilo de vida carnívora cuando joven, a uno mayormente omnívoro en la adultez.

Tortuga pintada de tierra media

3. Tortuga pintada de tierra media

La pintada de tierra media fue descrita en 1857. Esta especie es sólo ligeramente menor en tamaño que la oriental, alcanzando cerca de 14,6 centímetros. Se encuentra desde los Grandes Lagos de Canadá hasta el sur de Illinois, Tennessee y Alabama.

Las hembras ponen de tres a siete huevos en la primavera o principios del verano.

Entre sus rasgos físicos principales se destacan los bordes oscuros alrededor de sus escudos, que se disponen en un patrón alternativo, y la mancha sólida y oscura que presenta el plastrón.

4. Tortuga pintada del sur

Esta variedad también fue descrita por primera vez en 1857. Es la más pequeña de las cuatro especies de tortugas pintadas y, probablemente, la más atractiva de todas. Se encuentra en Illinois, Alabama, y a lo largo del río Mississippi, hasta el Golfo de México.

Crece entre 10,2 y 12,7 centímetros y tiene un caparazón de color verde oscuro, con una franja naranja por la línea media. También tiene marcas hermosas a lo largo de los marginales y un complejo plastrón de color rojo, amarillo y negro, que hace que sus ejemplares sobresalgan como las verdaderas "tortugas pintadas".

Cuidado y alimentación de la tortuga pintada

Cuidado y alimentación

Las tortugas pintadas jóvenes son carnívoras y consumen ansiosamente pescado, gusanos, grillos, y comida de tortuga flotante, que se comercializa en tiendas de accesorios y alimentos para mascotas.

A medida que crecen se vuelven más herbívoras. Los adultos disfrutan de la lechuga y el jacinto acuáticos, así como de la lenteja de agua, lechuga romana, col rizada y otras verduras.

En cautiverio, la mayoría de las tortugas también comen alimento comercial y grandes cantidades de plantas acuáticas que se encuentren en su recinto, por tanto, debe evitarse el empleo decorativo de plantas plásticas.

Las tortugas pintadas necesitan alimentos sanos y variados, ya que son propensas a problemas nutricionales y defectos en su escudo cuando son alimentadas con dietas insuficientes.

Ambiente de la tortuga pintada

Ambiente

1. Interior

La construcción de un recinto para tortugas pintadas mascotas puede ser una tarea fácil o difícil, según se mire, pero siempre dará un poco de trabajo al inicio.

Así, una configuración básica con una bañera grande será suficiente para sostener a tres o cuatro adultos de tortugas pintadas. Dicha configuración deberá incluir un eficiente sistema de filtración, una lámpara con bombillas UVB emisoras de luz, y un lugar de toma de sol con un foco de 100 vatios que impacte desde arriba.

Las tortugas pintadas, como muchas otras, son amantes del sol y el calor. Por tanto, se puede agregar un calentador sumergible de 250 vatios para elevar la temperatura del agua unos pocos grados de más, y mantener así a una temperatura entre 26 y 28 grados Celsius.

Un buen hogar para un ejemplar bebé podría ser un acuario o pecera de al menos 20 galones, pero este recinto también requiere filtro, calentador, bomba de agua y piedra de aire, así como un sustrato de arena o grava, plantas acuáticas vivas, removedor de cloro y otros acondicionadores de agua, y una pequeña bombilla para proporcionar una luz concentrada, para que el joven mantenga el cuerpo en los índices de temperatura requeridos.

Ninguno de estos suministros se puede dejar fuera del propio recinto de la tortuga bebé. Afortunadamente, estas tortugas en cautividad son típicamente muy resistentes y prosperan en condiciones adecuadas.

Fotos de tortugas pintadas

2. Al aire libre

Las tortugas pintadas se pueden desarrollar muy bien en estanques al aire libre. En cualquier ambiente, menos en los más fríos, están alertas y activas durante todo el año. Son amantes del sol, por lo que añadir un montón de ramas y pilas de rocas para que puedan salir y tomarlo es una opción necesaria más que viable. Asimismo, una gran cantidad de vegetación acuática mantendrá a estas tortugas mascotas felices.

Los especímenes de pintadas del norte van a hibernar, así que se debe tener cuidado de que tengan un sitio de hibernación terrestre planificado, con montones de hojas, mantillo y heno. Las tortugas pintadas del sur son menos tolerantes al frío y tendrán que ser criadas en el interior durante el invierno; pueden llegar a ser tan lentas que se ahogan si son sorprendidas fuera por las bajas temperaturas.

Por último en este apartado, se debe tener cuidado de que estas, y cualquier otra tortuga, no se liberen en un hábitat salvaje. Las razones para esta precaución son muchas. La introducción de especies no autóctonas puede conducir a la introducción de enfermedades y puede conducir a la hibridación de especies introducidas y nativas.

Además, muchas tortugas criadas en cautiverio y liberadas en situaciones salvajes se confunden y son incapaces de hacer frente a los cambios climáticos extremos, por lo que muchas son víctimas con bastante rapidez de depredadores cautelosos que encuentran a su paso.

Manipulación de la tortuga pintada

Manipulación

Con las condiciones y atención necesarias, las tortugas pintadas criadas en cautividad pueden ser excelentes mascotas. La mayoría se vuelven muy dóciles y fácilmente pueden ser alimentadas a mano. Estas y todas las tortugas acuáticas deben considerarse maravillosos animales de visualización, y no animales domésticos que se manipulen fácilmente y mucho menos en exceso.

Reproducción

La reproducción de las tortugas pintadas en cautiverio es simple y directa. Los adultos se reproducen durante la primavera y una hembra puede poner hasta tres camadas de seis a 10 huevos cada año.

Estudios han probado que la determinación del sexo depende de la temperatura a la que sean exhibidos los huevos. De esta forma, huevos incubados a menos de 27 grados Celsius producen machos, entre 28 y 30 grados producen una relación mixta, y por encima de 30 grados producen las hembras.

Las crías deben desarrollarse en un ambiente tranquilo y limpio, con agua filtrada y plantas vivas, tanto flotantes como sumergidas. Ellas se alimentan de una amplia variedad de insectos, larvas y peces pequeños, además de por supuesto comida de tortuga comercial.

Padecimientos de la tortuga pintada

Padecimientos y problemas de salud

Las tortugas pintadas no se caracterizan por tener muchos padecimientos o problemas de salud. No obstante, las infecciones de la cáscara y piel son frecuentes en ejemplares conservados en agua estancada o sucia.

Tanto las pintadas como el resto de las tortugas deben ser alimentadas con una dieta variada, que consiste en pescado descongelado, gusanos, insectos, plantas, y las dietas comerciales. Alimentarlas sólo con pellets comerciales para tortuga dará lugar a la obesidad por la fijación de una única fuente de alimentos, e incluso les podrá provocar piedras en el riñón, hígado graso, y otras condiciones médicas que conducen a la muerte.

También los abscesos de oído ocurren por la mala calidad del agua y se pueden producir en los especímenes conservados en condiciones muy frías.

Disponibilidad

Las tortugas pintadas están fácilmente disponibles en las mejores tiendas de mascotas.

Alguien que se quiera aventurar a criar una tortuga de esta especie como mascota debe tratar de encontrar especímenes que son cautivos desde hace algún tiempo, y que no sean menores a los seis u ocho meses de edad, lo que asegura que el animal haya estado alimentándose adecuadamente y está en un buen estado de salud.

Por lo general, estas tortugas y otras son de bajo costo a la hora de comprarlas, pero hay que darse cuenta de que los gastos de constitución de un ambiente adecuado son considerables.

Compártelo en tu red social: