Tortuga de Florida

Tortuga de Florida

Tortuga de Florida

La tortuga de Florida es una de las seis subespecies que aún existen de tortuga de caja común, siendo quizás, junto a la tortuga de caja del Este, de las más conocidas por su atractivo colorido, aunque la segunda es la especie tipo del grupo.

Sin embargo, este artículo está dedicado a la de Florida, preferida por muchos como mascota por su belleza y alta esperanza de vida. En él se podrá conocer todo lo necesario de esta subespecie, lo cual resultará útil tanto para el interesado en adoptar una tortuga de Florida como mascota, como para aquel que simplemente disfruta incrementar su conocimiento de las maravillas del mundo animal.

Además de los datos antes mencionados, el hábitat, alimentación y características físicas son otros a los que se puede acceder en el artículo, que también proporciona algunas claves para el cuidado efectivo de un ejemplar.

Distribución y hábitat

La tortuga de Florida, como su nombre indica, se encuentra mayormente en las regiones sureñas de los Estados Unidos, fundamentalmente en la península de la Florida. La subespecie prefiere regiones ligeramente húmedas de zonas boscosas, aunque puede hallarse de vez en cuando en regiones secas. No obstante, las primeras son en las que mejor prospera, sobre todo si la maleza es abundante.

Lo tortuga de Florida no es una tortuga acuática propiamente dicho, pero puede pasar largo tiempo en aguas poco profundas o barro.

Cuerpo de la tortuga de Florida

Cuerpo

Como el resto de las subespecies de tortugas de caja común, la de Florida tiene su caparazón en forma de cúpula, con el punto más alto en la parte superior. Asimismo, este componente es articulado y el pico, por su parte, es ligeramente curvo hacia abajo.

El caparazón de una tortuga de caja común, como la de Florida, a menudo tiene colores oscuros como marrón, con manchas de mucho más brillo, lo cual genera un agradable contraste en patrones tales como amarillo o naranja con una base predominante en marrón.

Los ejemplares de esta subespecie pueden crecer hasta 20,32 centímetros de largo.

Diferenciación de sexos

Hay algunas formas de determinar el sexo de un ejemplar de tortuga de Florida. La más fácil es mirar a sus ojos; los varones suelen tenerlos rojos, mientras que los de las hembras generalmente son de color marrón o amarillo.

El macho también tiene un plastrón cóncavo, mientras que el de las hembras es plano.

Fotos de la tortuga de Florida

Dieta

Las lombrices de tierra son el alimento preferido de las tortugas de Florida. Como integrante de las tortugas de caja común, esta subespecie es omnívora, lo que significa que puede alimentarse tanto de otras criaturas, como de materia vegetal.

Así, en la naturaleza sus dietas son muy variadas, dependiendo mayormente de lo que esté disponible en las zonas que habite.

Cuando de carne se trata, las presas principales son pequeños insectos como escarabajos, babosas, lombrices, larvas, gusanos, y así sucesivamente. En cuanto a lo vegetal, los platos preferidos son las bayas, flores, setas, ciertas hierbas y frutas.

Es válido aclarar que las tortugas de caja común, la de Florida entre ellas, son propensas a comer casi cualquier cosa que encuentren, mientras huela comestible, aunque en realidad pueda ser incluso dañino para ellas.

Para las tortugas de Florida adoptadas como mascota se puede encontrar comida aceptable en tiendas destinadas a esa esfera. Lo más aconsejable es elegir bolsas de insectos de alimentación de tortugas, tales como grillos o gusanos.

Esperanza de vida de la tortuga de Florida

Esperanza de vida

La tortuga de Florida a veces puede vivir hasta la impresionante cifra de 100 años de edad, aunque esta cantidad se cree que es menos probable de alcanzar en cautiverio.

Tortugas como mascotas

La tortuga de caja común, especie a la que pertenece la tortuga de Florida, ha sido reconocida oficialmente como "vulnerable" y por ello existen algunas limitaciones en cuanto a su captura y comercio.

El único estado en el que los especímenes silvestres pueden ser capturados para la venta es Carolina del Sur. Sin embargo, aunque a menudo es ilegal capturar una tortuga de caja común silvestre con fines de lucro, las leyes tienden a ser más relajadas sobre su captura para propiedad personal.

Para adoptar a una tortuga de Florida como mascota se debe comprender que estos animales tienen muchas necesidades, de las que los dueños deben ser conscientes. Estas tortugas pueden morir en cuestión de días cuando se ponen en cautiverio, si dichas necesidades son desatendidas.

Algo a tener en cuenta es que las conchas de colores de las tortugas de caja común tienden a desaparecer cuando se mantienen en cautiverio, lo que ocurre debido a la falta de luz solar directa.

Imágenes de la tortuga de Florida

Para mantener una tortuga de caja común como mascota se necesita una caja bastante grande como para proporcionarle al animal un amplio espacio para todos sus elementos esenciales, y con la altura suficiente para que no pueda escapar de ella. El recinto también debe estar hecho de un material lo suficientemente fuerte para que la tortuga no pueda salir de él. Una caja de cartón debe solamente ser utilizado como un recinto para un período muy breve de tiempo, como por ejemplo mientras se limpia el recinto principal.

La tortuga debe tener asimismo amplio calor e iluminación en un área específica de su espacio vital. De esta manera puede acercarse a la fuente de calor o alejarse de ella, según sea necesario. Se requiere igualmente un buen nivel de humedad en su entorno, para lo que puede ayudar el uso de un spray que tiene una función de niebla, y puede simular ambientes de ligera nebulización, como en las zonas de agua dulce que la subespecie habita.

Como es lógico suponer, las tortugas también necesitan una gran fuente de agua para beber, remojarse y bañarse.

Y por último, como curiosidad y dato importante a tener en cuenta para evitar dañarla, debe tenerse presente que a pesar de que las tortugas pueden retirarse dentro de su caparazón, no renuncian a la posibilidad de esconderse dentro de otra cosa, como por ejemplo un trozo de registro o ropa de cama, dentro de la que se puedan enmascarar.

Alimentos para la tortuga de Florida

Alimentación de una tortuga de Florida

Puede ser muy difícil asegurar que una tortuga de Florida cautiva recibe todas las vitaminas que necesita en su dieta. Por ello se recomienda acudir al veterinario en busca de suplementos como vitamina A y calcio.

Una tortuga mascota querrá alimentarse de insectos vivos que pueda cazar. La mayoría de las tiendas de mascotas venden grillos, pero un criador puede alimentar a su tortuga con todo tipo de insectos tales como gusanos, cucarachas, y así sucesivamente.

De vegetales, se le puede dar de comer lechuga y diente de león verde, cultivos tomados siempre de un patio que no utiliza pesticidas. Estas mascotas también disfrutan de los frutos, bayas y setas.

Diferentes tortugas de caja común pueden tener diferentes gustos, ya que son nativas de distintas regiones de Estados Unidos. Un propietario de una tortuga mascota debe ofrecerle por tanto una variedad de alimentos, y determinar qué es lo que más le gusta.

De igual forma, se debe asegurar que el animal obtiene los nutrientes suficientes y no come ni en exceso, ni por debajo de lo que necesita.

Parásitos

Una tortuga de Florida que fue tomada de la naturaleza podría tener parásitos. Estos se alojan bajo escamas y conchas, y podrían ser difíciles de notar. Si su tortuga fue tomada de la naturaleza, asegúrese de llevarla al veterinario, para que pueda ser revisada y liberada de parásitos, una práctica que deberá realizarse periódicamente, para evitar la recurrencia de estos agentes malignos.

Compártelo en tu red social: