Tortuga de orejas rojas

Tortuga de orejas rojas

Tortuga de orejas rojas

La tortuga de orejas rojas (Chrysemys scripta elegans) es una tortuga acuática que se distingue por ser una buena nadadora y, en la naturaleza, tomar el sol en las rocas, troncos, u otras superficies por encima del agua.

Las tortugas son reptiles de sangre fría, por lo que deben recurrir a fuentes externas de calor para mantener índices adecuados de temperatura corporal. Así, las de orejas rojas toman el sol durante los días, y se guarecen en madrigueras bajo la tierra para hibernar en invierno.

En esencia, las tres preocupaciones principales para mantener a un ejemplar de esta especie de forma saludable son el calor, el agua potable, y una dieta adecuada.

El cuidado de una tortuga es más complicado de lo que la mayoría de la gente piensa. En este artículo, además de las características de la orejas rojas, compartimos un conjunto de claves que pueden facilitar la cría y cuidado de esta y cualquier otra especie de tortuga.

Ambiente natural de la tortuga de orejas rojas

Hábitat natural

El rango normal de hábitat de las tortugas de orejas rojas en los Estados Unidos va desde Illinois hasta el Golfo de México, y desde la costa este hasta el oeste de Texas. Se ha encontrado en otras regiones, presumiblemente porque la gente deja en libertad a sus tortugas mascotas en esas áreas.

Esta especie pasa la mayor parte de su tiempo en el agua o cerca de ella. A pesar de que se puede encontrar en lagos y ríos, las orejas rojas prefieren pantanos, estanques y aguas de movimiento lento, que suministren alimentos y áreas en las que tomar el sol.

Por otra parte, las zonas del norte son sus preferidas para hibernar.

Características físicas

Tamaño: Las crías de tortugas de orejas rojas son de aproximadamente 2,54 centímetros de diámetro. Un ejemplar puede crecer en su desarrollo hasta 30,48 centímetros de largo.

En los Estados Unidos, es ilegal que las tiendas de mascotas vendan ejemplares de esta especie con un caparazón (concha) menor de 10,16 centímetros de diámetro. Esto es debido al riesgo de la salmonelosis, una enfermedad que pueden contraer los propietarios de tortugas, consistente en un conjunto de cuadros clínicos cuya principal manifestación es la gastroenteritis aguda, si no toman las precauciones adecuadas.

Características físicas de la tortuga de orejas rojas

Diferencias sexuales: Las orejas rojas mantenidas como mascotas generalmente alcanzan la madurez sexual entre los dos y los cuatro años de edad. En la naturaleza, las hembras no pueden madurar hasta los cinco o siete años. Las hembras son generalmente más grandes que los machos, aunque estos tienen colas más largas y garras delanteras más grandes. La abertura cloacal en la hembra de orejas rojas no se extiende más allá del borde de la concha.

Color: La piel de una tortuga oreja roja es de color verde con rayas de color amarillo brillante. Un parche de color rojo se ubica detrás de cada ojo, lo que condiciona el nombre de la especie, aunque algunos ejemplares pueden carecer de este color. Algunas tortugas también pueden tener un pequeño parche de color rojo en la parte superior de sus cabezas.

Estas tortugas tienen patas palmeadas y fuertes garras. La cáscara de las crías es de color verde con un fino patrón verde amarillo, con marcas de color verde oscuro. Cuando las tortugas maduran, el caparazón puede llegar a ser de color amarillo o verde olivo, con el patrón variable en cada escudo entre líneas oscuras o parches.

Las porciones de la cáscara pueden ser de color blanco, amarillo, o incluso rojo. A medida que la edad de las tortugas avanza, incluso las líneas y manchas pueden desaparecer poco a poco hasta que la cáscara es de un verde olivo oscuro y uniforme, o de color marrón verdoso.

Características de la tortuga de orejas rojas

Los criadores han desarrollado otras dos formas de color (cepas). Uno es el pastel, que es de color más claro con cantidades variables de rojo y amarillo, mientras que el otro es el albino, que es de color amarillo brillante como un menor de edad. Es oportuno aclarar que el color se desvanece a medida que envejece la tortuga.

La tortuga de orejas rojas puede vivir de 50 a 70 años.

Temperamento

Las tortugas pueden aclimatarse pronto a nuevos entornos, aunque pueden pasar los primeros días escondidas dentro de sus conchas. Sin embargo, rápidamente van a asociar su presencia con la comida, y le darán la bienvenida con anticipación. Si un ejemplar de orejas rojas se siente amenazado, al igual que otros animales, puede morder como autodefensa.

Manipulación

Las tortugas deben ser manejadas con cuidado, con el cuerpo y las piernas apoyadas en las dos manos de quien la manipula. Si la tortuga se alarma, puede luchar y rayar accidentalmente la mano o los dedos.

Muchas tortugas se hieren gravemente, a veces de forma fatal, si caen, por lo que siempre se sugiere mantener agarrada a la tortuga de forma segura y utilizando las dos manos, que se deben lavar siempre antes y después de manipular al animal.

Manipulación de tortugas de orejas rojas

Los niños menores de cinco años de edad no deben manipular tortugas. Si a los niños de mayor edad se les permite, se les debe enseñar primero cómo hacerlo correctamente y con la seguridad de que también se lavaron las manos antes y después del contacto con la tortuga.

Acuarios para mascotas

Las tortugas orejas rojas necesitan una vivienda o recinto que imite su entorno natural, es decir, que sea cálido, contenga agua para nadar, y una zona seca y cálida en la que tomar el sol.

Por ello lo más aconsejable es disponer de un acuario de vidrio o acrílico para albergar al animal; cristal suele ser mejor, ya que el acrílico tiende a ser rayado fácilmente. Otra opción es una tina de plástico, una piscina infantil, o un tanque de almacenamiento.

Recuerde que su tortuga va a crecer, y tendrá necesidades de vivienda más grandes. Una orejas rojas adulta eventualmente requerirá al menos un acuario de más de 208 litros. Por ello, para evitar tener que comprar muchos sistemas de alojamiento durante la vida de su tortuga, es posible que desee comenzar con un acuario más grande. Más grande es siempre mejor.

Muebles de la jaula: La jaula deberá incluir una vía para que la tortuga salga fácilmente a los sitios de agua y a los de toma de sol, totalmente fuera del agua. Sustratos como grava gruesa o lisa pueden ser utilizados para formar una pendiente o área de tierra seca.

Vivienda de una tortuga mascota

Asimismo, corteza de corcho, trozos de madera o una pieza de plexiglás pegada al lado del acuario, así como una plataforma estable de rocas lisas, pueden ser utilizados para el sitio de calentamiento.

Por último, una cubierta de ajuste hermético se debe colocar sobre el acuario para evitar que la tortuga se escape y los objetos caigan en el acuario. Por lo general, es mejor evitar las plantas de plástico, ya que la tortuga puede intentar comerlas.

Calor: La temperatura del aire en la zona del acuario debe ser de aproximadamente 24 grados Celsius. Si el área es más fría, una bombilla o un calentador de infrarrojos pueden ser utilizados para mantener la temperatura adecuada.

Un sitio de peregrinación para la toma de sol debe ser proporcionado. Una bombilla incandescente (75 vatios o inferior es generalmente suficiente) con un reflector puede colocarse sobre un área de la jaula, que tendrá una zona elevada que puede servir como una plataforma para tomar el calor. La temperatura del sitio para el calentamiento debe estar entre los 29 y los 32 grados Celsius. El criador debe asegurarse de que la luz no puede caer en el agua o que la tortuga no puede entrar en contacto directo con la bombilla.

Vivienda de una tortuga de orejas rojas

Luz: Además de lo explicado con respecto al calor, es oportuno señalar que si es posible, se debe proporcionar la exposición directa a la luz solar, aunque garantizando que la temperatura dentro de la jaula no será demasiado alta.

Agua: Las tortugas orejas rojas necesitan una temperatura del agua entre 24 y 30 grados Celsius. Son animales de sangre fría y su metabolismo se ralentizará, haciéndolos inactivos, si la temperatura es demasiado fría. Esto también puede tener un efecto adverso en sus sistemas digestivos y dar lugar a graves problemas de salud.

La temperatura del agua se puede mantener mediante el uso de un calentador de acuario sumergible, con un termostato. La calidad del agua es fundamental para la salud de la tortuga. Debido a que los alimentos no consumidos, la orina y las heces pueden contaminar el agua, el acuario se convierte en un lugar muy adecuado para el crecimiento de bacterias y otros microorganismos.

Esto no es saludable para su tortuga, y no muy estético para usted, ya que el acuario huele y puede llegar a apestar. Para la limpieza del mismo se debe sustituir el agua íntegramente de forma regular, generalmente una vez por semana, tratando con un agente de cloración la nueva a verter en el recinto.

Alimentación de una tortuga de orejas rojas

Alimentación

Los ejemplares jóvenes de orejas rojas son principalmente carnívoros, y se vuelven más omnívoros a medida que alcanzan la edad adulta. La dieta debe ser equilibrada e incluir una variedad de fuentes de proteínas a base de carne y material vegetal fresco.

El criador no debe confiar sólo en dietas comerciales. Los jóvenes deben ser alimentados todos los días, mientras que los adultos pueden ser alimentados cada dos días.

Las tortugas son comedores sucios, así que lo mejor es moverlas a un tanque de alimentación, separado del recinto. Esto también puede ayudar a reducir la cantidad de defecación de la tortuga en el agua de su jaula.

En este sentido, lo mejor es dejar pasar 15 minutos luego de que la tortuga haya comido antes de pasarla de nuevo a su acuario.

Compártelo en tu red social: