Tortuga matamata

Tortuga matamata

Tortuga matamata

Las tortugas matamata son únicas por su apariencia y hábitos, de ahí que sean tan caras en los comercios de mascotas exóticas. El presente artículo te permitirá conocer más sobre ellas.

La tortuga matamata (Chelus fimbriata) es una tortuga de agua dulce que se encuentra en América del Sur, principalmente en el río Amazonas y sus afluentes en Perú, Venezuela, Guyana y Brasil. Es la única especie existente del género Chelus, por lo que es verdaderamente única.

Datos generales

La matamata es una gran tortuga sedentaria que tiene un caparazón grande y triangular, caracterizada además por muchos tubérculos y colgajos de piel aplanada, y una especie de cuerno en su largo y tubular hocico. De igual forma, presenta tres barbos en la barbilla y cuatro barbos filamentosos adicionales en la mandíbula superior, que no están ni enganchados ni presentan muescas.

La concha de la tortuga mata mata o caparazón es, por lo general, de color negro o marrón y pueden medir hasta 45 centímetros en la madurez, mientras que el peso de un adulto puede ascender hasta los 15 kilogramos.

Datos generales sobre la tortuga matamata

Con estas características, la tortuga matamata parece un trozo de corteza, lo que le permite camuflarse eficazmente de los depredadores.

El cuello es más largo que la vértebra ubicada bajo su caparazón, y está bordeado por pequeños colgajos de piel a lo largo de ambos lados.

Cada pata delantera tiene cinco garras palmeadas. Los machos tienen plastrones cóncavos  y largas colas, más gruesas que las de las hembras.

Tortugas matamata en la vida salvaje

La matamata, de lentos movimientos y nado, se encuentra lo mismo en ríos de aguas negras, que en ríos de aguas estancadas y pantanos.

Es estrictamente una especie acuática, pero prefiere habitar en aguas poco profundas, donde el hocico pueda llegar a la superficie para respirar sin dificultad.

Comportamiento de la tortuga matamata

Comportamiento

Como se mencionó anteriormente, el caparazón de la matamata se asemeja a un trozo de corteza, y su cabeza parece un conjunto de hojas. La tortuga se mantiene bastante inmóvil en el agua. Cuando un pez nada cerca, la tortuga matamata mete la cabeza en el agua y abre su boca grande lo más amplio posible, creando un vacío de baja presión que succiona a la presa hacia su boca.

Luego de que cierra su boca, el agua se expulsa lentamente y el pez fue tragado en su totalidad. La matamata es incapaz de masticar debido a la forma de su boca, de ahí que tenga que tragar directamente. Esto sin dudas, la condiciona a ir por presas de determinado tamaño, nunca superiores al diámetro de su boca abierta.

Reproducción

Los machos de la especie se muestran a las hembras mediante la ampliación de sus miembros, arremetiendo sus cabezas hacia ellas con la boca abierta, y moviendo las aletas laterales en la cabeza.

Una vez copulada y concluida la gestación, la hembra anidadora deposita sus huevos de octubre a diciembre.

Sus camadas están formadas por entre 12 y 28 huevos esféricos quebradizos, de 3,5 centímetros de diámetro.

Dieta de la tortuga matamata

Dieta

La matamata es una tortuga carnívora, que se alimenta exclusivamente de invertebrados acuáticos y peces.

En cautiverio

Estas tortugas pueden obtenerse para ser criadas en cautiverio en los comercios de mascotas exóticas. Son bastante caras, debido a que su apariencia es única e interesante.

A pesar de que pueden llegar a ser muy grandes, hasta casi 46 centímetros, las matamatas no necesitan mucho espacio, ya que no son muy activas y no cazan.

No se dejan manipular con facilidad y hacerlo puede provocarles estrés.

Al igual que con todas las tortugas acuáticas, la calidad del agua es una de las claves para un mantenimiento exitoso de las especies en cautiverio. Agua ácida caliente es la mejor opción a utilizar, con un alto contenido de tanino que debe mantenerse durante todo el año.

La filtración recomendada es de moderada a pesada.

Compártelo en tu red social: